EL “CH’ITI” CHARANGO

6 agosto, 2019 2 Por Milton Aranibar
EL “CH’ITI” CHARANGO

ALGUNOS “BOLIVIANISMOS” PARA CONOCER AL “CH’ITI” CHARANGO

“Charango papacito, wawita de pechos, llok’alla bandido, maestro pataiperro.

Charango peladingo, niñito viejo. Cuántos pensarán que te dominan, sin sospechar que tú nos dominas a nosotros”. (Ernesto Cavour Aramayo)

 

Estos versos extraídos del libro El Charango (su vida, costumbres y desventuras) y que comparto con todo gusto. Esta obra es una gran labor de investigación musical y cultural que es referencia para charanguistas, músicos, investigadores musicales y toda persona que está interesado en conocer a este pequeño gran instrumento de cuerda.

Regresando a los versos para explicar brevemente lo que significan algunas palabras que podrían decirse “bolivianismos”:


papacito”, en Bolivia se utilizan muy frecuentemente los diminutivos como muestra de cariño y en esta ocasión se usa para indicar que es muy simpático pero refiriéndose a lo pequeño, como diciéndole a un niño que es muy tierno, muy bonito o simpático.

wawita”, nuevamente, es el diminutivo de “wawa” que es una expresión propia de Bolivia ya que es una palabra Aymara que significa bebé ya sea para niño o niña que es pequeño o pequeña. Las primeras veces que explicaba esto a amigos mexicanos me hacían el comentario de que en México también utilizan una expresión similar pero es “gua-gua” que se escucha parecido pero lo utilizan para hacer entender que es un perro. (un gua-gua: un perro). Pero no hay ninguna relación con este “bolivianismo”

llok’alla” que es una palabra Quechua que significa muchacho, niño, jovenzuelo. A propósito la “LL” o doble L en Bolivia se pronuncia de una manera particular y diferente a como se pronuncia en México 

pataiperro” que es parecido al “pata de perro” que se utiliza en México, y tiene el mismo significado: para indicar a una persona que para en la calle o que no le gusta quedarse en casa, en una palabra un viajero 

peladingo” es una palabra usada en la región oriental de Bolivia, mencioné del aymara y quechua que abarca las regiones del Altiplano y Valle boliviano.  Y “peladingo” también es un diminutivo “oriental” o “camba” que abarca los Departamentos (en México Estados) de Pando, Beni y Santa Cruz. Y en esta región del oriente utilizan particularmente el “ingo” para diminutivos y el “ango” para aumentativos. Entonces, es el diminutivo de “pelado” que se utiliza para nombrar al chico, al joven varón y que para una muchacha o “pelada” le dirían los cambas “peladinga”  Y en México pues “pelado” o “pelada” significa otra cosa. Como ven amigas y amigos?

niñito viejo”, tiene un significado normal del español solo que quiero resaltar con estas dos palabras que el autor indica que el charango que es chiquito (le da vida como si fuera un niño) a la vez data su aparición desde el siglo XVII como indica en su libro: “… siguiendo un orden cronológico, hallamos la presencia del charango y su antecesora inmediata la vihuela de mano, sobre todo en las obras de arte indovirreynales que van desde el siglo XVII al XIX.”

Excelente!!! De esta manera el autor de esos versos, el maestro Ernesto Cavour Aramayo, en esas primeras dos líneas nos habla de que el charango es boliviano, que está en toda Bolivia (Altiplano, Valle y Oriente), que es viajero y es así que lo compartimos con todo el mundo!!!

Y a propósito del título de esta publicación: “ch’iti” es otro bolivianismo que significa pequeño! 

Para quien quiera adquirir este libro, puede hacer su pedido a “El Andino”, un pedacito de Bolivia en México.

En próximas publicaciones hablaremos del charango Boliviano en México. Hasta la próxima!

Libro El Charango